Hay cosas en tu vida que te gustaría que fueran de otra manera porque ahora mismo no te satisfacen del todo, y siempre dices… «mañana empiezo», empiezo a ir al gimnasio, a hacer pilates, a caminar media hora al día, a comer menos (esta vez me voy a tomar la dieta en serio, el ejercicio en serio, etc.).

Seguro que todo esto te suena mucho, y la cuestión es cómo consigo hacerlo porque mira que pongo toda la buena intención, eso sí nunca encuentro el momento «adecuado» para llevarlo a la acción.

Bien pues ya es hora de que decidas y quieras dejar atrás tantas EXCUSAS y te pongas manos a la obra.

¿Cuánto tiempo te dedicas a ti mismo en exclusiva al día?

Tal vez una hora, 30 minutos, 15 minutos, 10 minutos, 5 minutos…

Te animo a que HOY, SÍ HOY ELIJAS CUÁNTO TIEMPO TE VAS A DEDICAR A TI MISMO CADA DÍA

Y decide que vas a hacer ese tiempo: leer, meditar, estar en silencio, hacer un poco de ejercicio, trabajar en tus objetivos, socializar, etc.

Elije sólo una actividad e incorporala a tu vida cada día durante 30 días seguidos y lleva un registro en un «Diario» (libreta pequeña a tu gusto) sobre la satisfacción diaria de realizar esta práctica.

En el momento que la pereza esté ahí poniéndote a prueba acuérdate PARA QUÉ  estás haciendo esto y piensa en tu mejor imagen de satisfacción.  También puedes usar algún mantra que te motive como por ejemplo «si otros pueden yo también puedo»