Volvemos a empezar y con nuevos propósitos

Comparte y comenta
Empezar con nuevos propósitos

Volvemos a la rutina y volvemos a empezar, ¡¡se acabaron las fiestas navideñas!!

Cuando comienzas un nuevo año, es posible que estés pensando en los nuevos propósitos a conseguir en 2019.

No sé si eres de los que lo tienen claro, o de los que dicen que quieren para este año lo típico como «salud, ser feliz, un mejor trabajo, ganar más», etc etc., o puede que seas de los que quieres conseguir «lo que te quedó pendiente» en 2018 y así conseguirlo este año.

Así año tras año volvemos a empezar! Ya la propia contabilidad nos lo indica «asiento de apertura» y «asiento de cierre» y en medio todas las acciones diarias.

Lo que estamos viendo es que en enero, ya no se apunta tanta gente «a lo loco» al gimnasio para luego no ir, así que estamos avanzando :-). Seguramente estas personas ya se conocen un poco más cada año y toman mejores decisiones en relación a lo que quieren cada año.

¿Cómo conseguir tus nuevos propósitos?

Si realmente quieres conseguir esos nuevos propósitos que te marcas como por ejemplo aprobar la oposición, hacer ejercicio, empezar a meditar, cambiar de empleo, independizarme, iniciar mi propia andadura empresarial, ser papá o mamá, viajar al extranjero, recorrer el Sur de España en moto, leer, aprender inglés, etc etc. puedes hacer lo siguiente:

  1. Es importante que te propongas uno o dos objetivos que veas que puedes cumplir, es decir, que sean alcanzables para ti y lo suficientemente retadores para que te pongas en marcha. MENOS ES MÁS.
  2. Plantéate los objetivos siempre en positivo (la palabra NO exclúyela), y sé muy concreto y específico. Por ejemplo, si ahora en enero peso 69 kg «mi peso a día 31 de marzo de 2019» es de 65 kg.
  3. Y acuérdate de poner una fecha límite, así te pondrás en marcha y ganarás «enfoque».
  4. Ponlo en la mente (piensa en ello) tu objetivo frecuentemente, cada día, por la mañana por ejemplo. OJO!!! NO ES NECESARIO PENSAR EN CÓMO VAS A CONSEGUIRLO, SÓLO LO QUÉ QUIERES.
  5. Pasa a la acción, actuando igual que cuándo quieres comprar «X coche» de tantas puertas, de color tal…tu mente se pone en marcha y te lleva a la acción, si realmente así lo deseas de verdad. Si es un simple deseo no sucederá nada.

Ésta es una de las formas de plantearme objetivos y lograrlos, si tu tienes una que te funcione maravillosamente y deseas compartirla con los demás, encantada de que lo hagas.

Experimenta, experimenta y experimenta por tí mismo.

Un abrazo,

Lucía Lavandeira

 

Comparte y comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *